Alberto Fernandez y las palabras que duelen

El pre candidato del Frente de Todos, Alberto Fernandez, se siente preocupado por los últimos resultados de encuestas y análisis políticos. Sus peleas viralizadas en internet, su discusión y prepotencia contra el periodista Mario Pereyra durante una entrevista en la provincia de Córdoba y de algunos episodios donde su pasión – entendible – lo llevó a manifestarse de la manera menos aceptada por la gente.

También dejó muy en claro que hay presos políticos detenidos injustamente, y se refirió específicamente a la dirigente Milagro Sala, condenada por varias causas en las que está acusada de liderar organizaciones ilícitas.

Estas declaraciones pegan fuerte en Jujuy, se produce un rechazo hacia este sector político que pretende borrar de la memoria de todos los jujeños todos los atropellos y violencia ejercida por Sala durante tanto tiempo.

Los testigos de su violencia no solo forman parte de la ciudadanía sino de las mismas filas de la Tupac Amaru, quizás cansados del abuso que sufrieron durante su permanencia en dicha organización.

Las mediciones fueron variando a medida que pasaron los días, en la campaña, Alberto Fernández jamás habló de luchar en contra de la corrupción ni del narcotráfico, temas que en el país son fundamentales para la sana convivencia y la recuperación de la confianza en la dirigencia política.

El tiempo de campaña ha concluído, es tiempo de revisar todos los mensajes, las entrevistas y los gestos, pero fundamentalmente, mirar cada gestión y lo que dejó como huella para reconocer o criticar.

El domingo en horas de la noche tendremos un panorama muy bien definido de lo que queremos todos y de lo que pensamos de cada color político en la República Argentina.

Te pueden interesar